Pues este paté falso de centollo será mas falso que un billete de 6 euros, ¡pero a nosotros este paté nos parece un auténtico manjar! Su creadora es Silvia, incansable colaboradora de nuestro blog, y directora y cocinera mayor del suyo propio: “Jugando a las cocinitas” Silvia nos propone este fantástico paté a base de Conservas Serrats. Un aperitivo al que no podréis decir que no en vuestra próxima fiesta o celebración. Como ella misma dice, tostaditas a discreción,¡y a ponerse morado! Rico, ¿eh? Pues manos a la obra.

Ingredientes:

  • Una lata de mejillones al natural (necesitamos el caldo así que no lo tiréis)
  • 6 palitos pequeños de cangrejo (surimi)
  • 2 palitos de cangrejo más para el final  (no triturar)
  • Una lata pequeña de anchoas en aceite de oliva
  • Un huevo cocido
  • 2 cucharadas soperas de mayonesa

Preparación:

  • Cocemos el huevo (o huevos) en abundante agua con sal para facilitar el trabajo a la hora de pelarlos.
  • Echamos en el vaso batidor los mejillones con parte de su caldo, las anchoas sin molestarnos en escurrirlas demasiado, los 6 palitos de surimi partidos por la mitad y las 2 cucharadas de mayonesa
  • Cuando están los huevos listos, refrescamos, pelamos e incorporamos uno partido al vaso junto con los otros ingredientes
  • Trituramos con la batidora, no buscamos una textura fina, es preferible que sea irregular y encontremos trocitos sin triturar.
    Si veis que queda demasiado espeso para vuestro gusto podéis añadir un poquito más de caldo e incluso un poco de aceite de las anchoas (por eso os recomiendo que sean en aceite de oliva) hasta conseguir la textura que más os agrade.
    En realidad debe quedar un paté bastante compacto, fácil de untar pero que no se desparrame al hacerlo.
  • Partimos y deshilachamos con las manos los 2 palitos que teníamos reservados y los añadimos al paté.
    Lo mezclamos con un tenedor hasta que quede bien integrado
  • Lo colocamos en un bowl y llevamos a la nevera hasta el momento de servirlo (es mejor hacerlo con antelación porque queda mucho más rico si está frío, al menos para mi gusto).
    Llegado el momento emplatamos (lo haréis genial con un aro) y servimos acompañado de unas tostas de pan

Pate de falso centollo

¡¡Picoteo de marqueses!! Gracias Silvia, una vez más.

¡Comparte este post!