Quien tiene mejillones en conserva en su despensa tiene un tesoro. Como sabéis, los mejillones tienen numerosos beneficios; pero, además, estas propiedades nutricionales y características organolépticas se mantienen inalterables incluso cuando se consumen en conserva. Esta característica también forma parte de sus grandes beneficios, ya que, el mejillón es una especie de temporada, pero gracias a las conservas, podemos disfrutar de las propiedades del mejillón todo en cualquier época del año.

Recetas con mejillones en conservaPodemos encontrar mejillones en conserva al natural, en aceite de oliva o en distintas salsas; una de las más típicas es en salsa escabeche. Y hay muchas maneras de disfrutarlos: podemos abrir la lata y comerlos directamente, o utilizarlo como ingrediente en numerosas recetas, como estas:

Consejos para elegir y guardar mejillones en conserva

Siempre que compréis una lata, de mejillones o de cualquier producto en conserva, es importante fijarse en que el envase esté en perfecto estado y en la fecha de caducidad. En el caso de nuestras latas de mejillones en conserva, la caducidad es de 4 años desde la fecha de fabricación y se puede almacenar en la despensa, en un lugar fresco y seco.

Una vez abierta la lata de mejillones en conserva, es recomendable consumirlos en el momento, pero si nos sobra algún rico mejillón (cosa poco probable con lo buenos que están 😜), se puede conservar en el frigorífico dentro de un recipiente con tapa y a ser posible dentro de su líquido de cobertura. Si se hace así, pueden aguantar en perfectas condiciones hasta un máximo de unos 3 días.

Propiedades nutricionales de los mejillones

A nivel nutritivo los mejillones son una opción de lo más saludable. Se trata de un alimento rico en proteínas, y que contiene un elevado nivel de grasas buenas, como el omega 3. Además, se compone de diversas vitaminas y de una buena gama de minerales (como calcio, yodo, hierro, potasio y magnesio).

  1. PREVIENEN LA ANEMIA. Los mejillones son una gran fuente de hierro; una porción de 100 gramos de mejillones representan más del 100% del valor diario recomendado, por lo que su consumo es muy bueno para la producción de glóbulos rojos.
  2. MEJORAN LA SALUD CARDIOVASCULAR. Al ser bajos en grasa total y grasa saturada, pero ricos en omega-3, los mejillones contribuyen a la salud del corazón y a reducir el colesterol.
  3. CONTROL DE PESO. La carne de los mejillones contiene la misma cantidad de proteínas de alta calidad que la carne roja, pero tiene mucha menos grasa y casi un 25% menos de calorías.
  4. BENEFICIOSO PARA LA PIEL. El pescado es bueno para la piel, ya que incrementa las células de la piel. Además, los mejillones, por su contenido en ácido zinc y omega-3, son anti-inflamatorios, lo cual ayuda a prevenir el envejecimiento.
  5. DESARROLLO MUSCULAR. Su alto contenido en proteínas, son necesarias para mantener alimentadas nuestras fibras musculares.

Los mejillones de Conservas Serrats

El punto de partida de nuestros mejillones en conserva consiste en la crianza del mejillón en las bateas de las Rías Gallegas. La duración varía en función del tamaño buscado. Los mejillones que os ofrecemos en Serrats pasan en las bateas aproximadamente dos años. Cuando han alcanzado su tamaño y punto de maduración óptimo, se recogen y llegan a fábrica vivos y fresquísimos.

Cocidos, desbarbados a mano y fritos en aceite de oliva los clasificamosen dos tamaños y los introducimos en la lata también de forma manual. Como colofón les añadimos una salsa escabeche al estilo tradicional, que es la que le aporta esos característicos matices al mejillón.

El tiempo transcurrido entre la captura y la conserva es mínimo, esta es la manera de garantizar un producto que mantiene intacta toda su riqueza y propiedades.

 

¡Comparte este post!