¿Sabes qué es la pesca sostenible? ¿Cómo saber si el pescado que consumimos cumple con los principios de sostenibilidad?

Todos queremos un futuro saludable para nuestros océanos y la pesca sostenible permite que podamos contribuir a ese futuro mientras disfrutamos de los productos del mar, sin privarnos de ellos. Pero, ¿qué podemos hacer como consumidores a favor de la sostenibilidad? Una de las formas más sencillas para aportar nuestro granito de arena es elegir pescado con el sello sostenible MSC; de esta forma ayudaremos a proteger océanos, ecosistemas y pescado para el futuro.

¿Qué es la pesca sostenible?

La pesca sostenible implica dejar suficientes peces en el mar, evitando la sobrepesca, para que su población se pueda reproducir de forma adecuada, renovándose de manera continua, manteniéndose saludable y productiva.

Para que una pesca sea sostenible también es imprescindible que se respete la estructura, productividad, función y diversidad de los ecosistemas marinos y los hábitats, minimizando los impactos sobre otras especies, prestando especial atención a las especies protegidas, amenazadas o en peligro; y tener una buena gestión que permita que la pesquería se adapte a cambios en el medio marino y cumpla las leyes locales, nacionales e internacionales.

En este vídeo de la organización internacional sin ánimo de lucro MSC (Marine Stewardship Council) puedes ver los tres principios de la pesca sostenible:

El sello azul MSC

El sello sostenible MSC es una de la formas más sencillas para saber que estamos consumiendo productos del mar provenientes de una pesquería sostenible certificada.

La presencia de este sello asegura el respeto al estado de las poblaciones, la gestión pesquera eficaz, la reducción del impacto sobre los ecosistemas marítimos y la trazabilidad hasta un origen sostenible.

Nuestras pesquerías del Cantábrico se han preocupado siempre de la sostenibilidad utilizando exclusivamente artes tradicionales y selectivas de pesca. Como muestra de ello, y aunque la obtención del certificado conlleva un largo proceso de evaluación, la pesquería de la sardina cuenta con este certificado desde 2017, la anchoa del Cantábrico cuenta con él desde 2014 y el Bonito del Norte desde 2016.

Gracias a la ecoetiqueta azul MSC, los consumidores pueden estar seguros de estar optando por un producto totalmente sostenible, natural, de alto valor nutricional y de gran calidad.

¡Comparte este post!