Nuestra "captura" en la lonja de Bermeo

Una de nuestras máximas a la hora de elaborar nuestras conservas es la de seleccionar la mejor materia prima de primera mano. En el caso del bonito, acudimos bien temprano a la lonja de Bermeo, donde elegimos las mejores y más frescas piezas recién pescadas.

¿Recordáis que os comenté que estamos en plena campaña de pesca? La “costera del bonito” (que así se llama) consiste en la salida de la flota de bajura del Cantábrico hacia el golfo de Vizcaya entre los meses de junio y octubre. El bonito recién pescado llega a las lonjas donde se subasta, y donde lo adquirimos fresco a más no poder.

Como veréis en la foto, los ejemplares que conseguimos tienen buen tamaño, agallas rojas, ojos brillantes y piel tersa, distintivos de que el pescado acaba de salir del agua, así que podéis tener toda la confianza en la calidad de cada producto que os ofrecemos.

Un abrazo, y recordad que siempre estaremos encantados de responder a todas vuestras dudas acerca de nosotros o nuestros productos.

¡Comparte este post!