Navidades raras, diferentes las de este año… Debemos cuidarnos y cuidar a nuestros semejantes y ¡mucho!

Podemos tener momentos de tristeza porque no nos vamos a reunir todos, momentos de rabieta porque vaya faena la que nos hace este virus… Y así llegan las Navidades y damos rienda suelta al comer y al beber, ya que, «como el momento que estamos viviendo es malo, ¡pues a darle!» .

Pero por otro lado es un buen momento para disfrutar de forma más consciente de estos días, de saborear y mucho las cosas buenas que tenemos y con respecto a cuidarnos os puedo dar una serie de consejos:

  • Compras mucho más responsables, procurando que sean de temporada, de cercanía, en el barrio…
  • Además, podemos elaborar menús en los que no nos sobre tanta comida y así no tengamos que comer y comer sobras varios días.

A continuación te hago algunas propuestas de menús saludables.

Menús saludables para Navidad

Primeros platos:

  • Un buen cardo. Por ejemplo, cardo con salsa de almendras.
  • Lombarda con piñones y pasas.
  • Escarola con ajo, granada y unos langostinos o mejillones.
  • Alcachofas con ventresca de Bonito del Norte en ensalada.
  • Sopa de carne, pescado o verduras y huevo.

Cualquiera de estas opciones pueden hacer un primer plato excelente.

Segundos platos:

  • Pescado al horno o en salsa verde (bacalao, rape, merluza…).
  • Carne asada (por ejempl,o un buen pollo) acompañada de unas castañas asadas, boniato asado y/o fruta asada (manzana y pera, mango a la plancha, plátano a la plancha).

… Y de postre…

  • Compota navideña. Os confieso que olor que deja en la casa al hacerla me resulta reconfortante, porque me recuerda a mi niñez y toda mi familia.
  • Frutas a la plancha con chocolate negro.
  • Frutas con queso fresco batido y virutas de chocolate negro.
  • Y para los días “clave”, algún dulce navideño; eso sí, el resto de los días vamos a procurar evitarlos.

Consejos generales para una Navidad saludable

  • Recordad evitar el consumo de alcohol o tomar muy muy poco (el único consumo responsable de alcohol es cero) y de bebidas azucaradas. Sobre todo hay que evitar los combinados.
  • Y no os olvidéis de realizar actividad física en esos días. Esto nos permite mantener la ansiedad a raya, además de incrementar un poco más el gasto energético para compensar los días de “más mesa”.

Y lo más importante, no os olvidéis de:

¡Disfrutar, disfrutar y disfrutar de estos días! Del recogimiento en casa y de las personas con las que estemos!

¡¡Disfrutar de la salud y las ganas de vivir!!

Salud para todos… seamos responsables y ¡Feliz Navidad!

Dra. Arantza López-Ocaña

¡Comparte este post!