Ahora que estamos en pleno otoño, muchas personas se preguntan si deberían tomar algún tipo de vitaminas. Por eso, al igual que en primavera hablábamos de cómo obtener vitamina D durante la cuarentena, hoy hablaremos de cómo conseguir las vitaminas para el otoño. Lo primero que tenéis que saber es que si llevamos una dieta equilibrada, no vamos a tener ninguna deficiencia en vitaminas, minerales y demás nutrientes (siempre hablamos en general).

Es decir, para obtener las vitaminas que necesitamos en en otoño o cualquier época del año, debemos basar nuestra alimentación en la Dieta Mediterránea, en la que no falten nuestra ración de fruta, verdura, legumbre, pescado azul, etc. y variar el colorido de estas verduras y frutas.

Pero teniendo en cuenta que estamos en otoño y dadas las circunstancias que estamos viviendo, vamos a ver unas pautas para tener bien cubierta las dosis de dos vitaminas muy importantes para el sistema inmunitario: la D y la C.

Alimentos con vitamina D

Antes de ver qué alimentos pueden aportarnos más vitamina D, recordemos cuáles son sus beneficios:

  • Nos ayuda en la buena absorción del calcio.
  • Protectora ante determinados cánceres como el de próstata y colón.
  • Tiene un papel importante en el buen funcionamiento del sistema inmunitario, por su acción inmunomoduladora y antiinfecciosa.

¿Y dónde podemos encontrar esta vitamina?

  • Yema del huevo
  • Pescados azules
  • Setas, hongos, champiñones (que además en otoño tenemos de temporada)
  • Queso
  • En el mercado existen alimentos fortificados en esta vitamina, como lácteos y cereales.

Alimentos con vitamina C

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina C?

  • Potente acción antioxidante lo que ayuda a prevenir y tratar enfermedades degenerativas.
  • Ayuda en la correcta absorción del hierro y por tanto previene y trata anemia ferropénica.
  • Ayuda a la formación de la piel, tendones, cicatrización de heridas…

¿En qué alimentos la encontramos?

  • Frutas rojas, moradas, naranjas y verdes: kiwis, moras, mango, naranjas, mandarinas, fresas, frambuesas, arándano…
  • Verduras verdes y naranjas como acelgas, espinacas, brócoli, pimientos rojos y verdes, tomate, calabaza, boniato, zanahoria…

 

¡Que no nos falten en nuestra dieta! ¿Qué tal lleváis el otoño? ¿Notáis la astenia otoñal? ¡Cuidémonos comiendo bien!

Dra. Arantza López-Ocaña

¡Comparte este post!