¡Que tenemos al caer la cena de San Valentín, románticos! A ver, no quiero herir susceptibilidades… Que no digo yo que el clásico corazón de polyester relleno de bolitas de poliespán esté mal, o la tarjetita con un querubín rubio lanzando flechas tampoco, y mucho menos un colgante con un corazón fúcsia llameante… Todo fantástico, pero si lo acompañamos de una cena a la luz de las velas, con su buen vinito y su plato sorprendente, pues mejor que mejor. Y Silvia, que tiene la sensibilidad gastronómica a tope, como comprobaréis en “Mi dulce tentación” nos ha hecho llegar estas maravillosas tartaletas que van a pintar perfectas en vuestra cena romántica. Vamos, ¡que tenéis el “si quiero” o el “seguimos, seguimos” asegurado!

Ingredientes:

Preparación:

  • Coceremos las zanahorias, peladas y troceadas, hasta que estén blandas
  • Las tendremos unos 15 minutos cociendo en agua salada
  • Una vez tiernas las escurrimos y dejaremos que enfríen
  • Posteriormente las trituraremos junto a los Berberechos y el queso de untar
  • Rellenaremos las mini tartaletas con el paté de berberechos, el queso y la zanahoria


¡No veo el momento de hincarles el diente, Silvia!

 

 

¡Comparte este post!