Rollitos rellenos de anchoas Serrats

Por fin llegó el momento de desempolvar el juego de cuencos chinos, palillos, mantelitos de bambú, etc… que nos regaló en el amigo invisible nuestro sibarita compañero de oficina, y poner un toque oriental en nuestra mesa. Nuestra amiga Ana Ruiz nos envía este plato, una mezcla perfecta de aspecto oriental, con el toque tradicional del salmorejo y el aporte de sabor de nuestras anchoas. Una oportunidad perfecta para sacar a la mesa un plato fresco, y una estupenda manera de cautivar a los niños con una preparación muy nutritiva. Y encima quedamos fantásticamente con el compañero de la oficina… ¡Todos contentos!

Ingredientes:

  • 4 palitos de cangrejo desenrollados
  • 1/2 tarrina de queso de untar
  • 3 cucharadas de mahonesa
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 lata de anchoas de conservas Serrats

Ingredientes para el salmorejo:

  • ½ kg tomates rojos muy maduros
  • 100 gr de pan duro (de unos dos días)
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • Sal

Preparación:

  • En un bol, hacemos una crema con el queso, la mahonesa y la cebolla muy picadita
  • Sobre el palito de cangrejo abierto, untaremos la mezcla y pondremos un par de anchoas a lo largo. Enrollamos el palito relleno y lo cerraremos bien con papel transparente
  • Repetimos la operación con los otros 3 palitos
  • Pondremos a enfriar en el congelador durante 20 min para que se endurezcan y nos facilite la labor de cortarlos
  • Preparamos el salmorejo poniendo en un bol grande el pan cortado en trozos, los tomates troceados, el ajo sin la parte central para que no repita, el aceite, el vinagre y la sal
  • Dejaremos reposar 10 minutos para que todos los ingredientes empapen bien
  • Introducimos todos los ingredientes en una batidora de vaso y trituramos durante bastante rato hasta que se haga una crema fina
  • En un plato hondo, disponemos de una capa de salmorejo y los palitos de cangrejos cortados en lonchas
  • Decoramos con un poco de cebollino
    Frescos y deliciosos rollitos

    ¡Muy sofisticado, Ana!

 

 

¡Comparte este post!