Iratxe es una amiga 100% navarrica que nos propone un producto 100% italiano. Una estupenda pizza que combina las Conservas Serrats con la rúcula. Utilizada ya en la antigua Roma como afrodisíaco, la rúcula es un tipo de lechuga que cuenta cada día con más adeptos, por su interesante matiz amargo y porque puede consumirse tanto cruda como cocinada. Si añadimos además unas buenas verduras y un queso de cabra para aportar carácter al conjunto, el resultado será esta pizza ideal para nuestras sesiones peliculeras, ¡y que ya estoy viendo esta misma noche sobre mi mesa con una buena copa de Chianti!

Ingredientes:

  • Masa de pizza preparada para amasar
  • Tomate frito
  • Mezcla de especias
  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Atún Claro de Conservas Serrats
  • Rúcula
  • Rulo de queso de cabra

Preparación:

  • Se compra la masa preparada, y la amasamos según indicaciones del fabricante
  • Una vez estirada al tamaño y forma deseados, repartimos bien el tomate frito por la base
  • Repartimos por encima el atún, la cebolla, el pimiento verde y la rúcula
  • Sazonamos con una mezcla de especias (las venden preparadas, pero también podéis preparar la vuestra a vuestro gusto)
  • Ponemos la pizza sobre papel para horno (Iratxe nos explica que en caso de no tener, el papel de aluminio pincelado de aceite va muy bien)
  • La metemos en el horno, precalentado a 180-200º durante 10 o 20 minutos, a altura media
  • Unos minutos antes de sacarla, podéis deshacer queso de cabra por encima para aportarle jugosidad y un extra de sabor

¡Espectacular la pinta, Iratxe!

¡Comparte este post!