Pintxo de pepinillo y anchoas

Nuestra amiga G, que participó anteriormente con nosotros con otra deliciosa receta, nos trae desde su blog “Pinchos y canapés” nuestra propuesta de hoy. ¿Que se puede decir de este pintxo? Es todo un rey de las barras. Cuentan que nació hace  setenta años en los almacenes de venta de vinos, como aperitivo que obsequiaban los bodegueros a sus clientes,  también nos trae recuerdos de aquellos bares de toda la vida, con sus palillos en el suelo, con su olor a gambas en gabardina recién fritas, a vermouth de domingo, a calamares a la romana, al vinagre de los encurtidos… Pero se ha mantenido firme frente a  modas y a las tendencias, y hoy en día seguimos encontrándolo en las barras mas selectas, codeándose con reducciones de tal, espumas de cual, y cocina de vanguardia. Solo un grande puede mantenerse décadas y décadas ajeno a modas . ¿Que mejor modo de tomarse el aperitivo que con el decano de los pintxos? 

Ingredientes:

Preparación:

  • Se abren los pepinillos a lo largo y se rellenan con bonito en aceite
  •  Se cierran con una anchoa
  •  Se coloca una aceituna y se sujeta con un pincho o palillo
  •  Se hace una vinagreta con todos los ingredientes muy muy picados y se riega el pintxo
  • G, nos dice que siempre utiliza pepinillos grandes, pero los corta por la mitad para que sea mas fácil comerlos
Cualquier aperitivo lo merece

¡Gracias G, por este clásico maravilloso!

¡Comparte este post!