Pimientos confitados con atún

El pimiento relleno es uno de esos platos que nos chiflan. Irene es una amiga de la cocina de Serrats que nos chifla también, así que podéis haceros una idea de lo que nos parece la receta de hoy. Unos pimientos confitados con una delicada mousse de anchoas. ¿Queréis un buen consejo? Imprimid esta receta, metéos en la cocina y seguid a pies juntillas los puntos de la preparación… Y nos contáis.

 

Ingredientes:

  • Pimientos del piquillo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 lata de anchoas Serrats
  • 150 ml de leche
  • 3 hojas de gelatina
  • 50 g de queso de untar
  • 4 huevos de codorniz cocidos
  • Un puñado de semillas de sésamo tostado

Preparación:

  • Confitar los pimientos a fuego lento en un cazo con medio vaso de agua, 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de vinagre.
  • Cocer los huevos de codorniz en agua caliente, pelarlos y enfriarlos.
  • Poner a remojo las hojas de gelatina en agua fría.
  • Calentar la mitad de la leche en un cazo.
  • Mientras, batir con la batidora o la picadora, el resto de la leche con las anchoas, su aceite y el queso hasta que la mezcla esté suave y cremosa.
  • Cuando la leche este caliente añadir la gelatina bien escurrida y remover hasta que este disuelta.
  • Agregar la mezcla al batido de anchoas y remover hasta que esté totalmente integrado.
  • Espolvorear con sésamo y volcar la mezcla en un molde, colocar dentro los huevos cocidos repartidos y poner a enfriar hasta que cuaje.
  • Cuando pasen unas horas y veáis que ha cuajado podéis rellenar los pimientos con cucharadas de la mouse colocando un huevo de codorniz en cada uno.
  • Acompañar de las hojas de ensalada y un chorrito de aceite.

Pimientos confitados con atún

 

 

¡Comparte este post!