Definitivamente hay que ser muy artista para coger una patatilla y transformarla en esta delicia en unos minutos. Mª Carmen lo es, y lo demuestra en “La libreta de recetas” un blog en el que os reciben unas natillas que están para hacerles la ola. Pues MªCarmen y su mente creativa han decidido unir unas patatas de ración con las Conservas Serrats y crear un aperitivo vistoso y nutritivo ¡que os quiero ver preparando ya mismo! Por cierto, citando a Goethe:  “Sobre las rosas se puede filosofar, tratándose de patatas hay que comer” Pues eso. Punto en boca.

Ingredientes:

  • Dos patatas pequeñitas por persona
  • 150 grs. de queso cremoso tipo Filadelphia
  • De 8 a 10 anchoas del Cantábrico Serrats para la crema y dos más para adornar
  • 50 grs. de mantequilla
  • Unas alcaparras para adornar
  • Cinco pepinillos pequeños

Preparación:

  • Limpiar las patatitas con un cepillo para quitarles toda la tierra y hervir en una olla con abundante agua salada hasta que estén tiernas
  • Para la crema batir todos los ingredientes en la batidora hasta que se forme una pasta
  • Cortarles la parte superior a las patatas y vaciar un poco con ayuda de una cucharita
  • Añadir la pulpa de patata que hemos retirado a la crema y mezclar con un tenedor
  • Cortar también la parte inferior de la patata para que se puedan apoyar
  • Rellenar con la crema de anchoa el hueco que hemos vaciado con la cucharilla y adornar con alcaparras y un trocito de anchoa

    Las patatitas, antes de pasar por manos de Mª Carmen

¡¡Deliciosas, Mª Carmen!!

¡Comparte este post!