No tenemos una bola de cristal, pero estamos seguros de que este fin de semana en muchas de vuestras casas se va a comer pastel de pescado. Porque tras ver la receta de Agustín (elbullirdeagus.com) vais a desear probar su pastel nórdico.

La buena noticia es que es más sencillo de preparar de lo que parece, así que, ¡manos a la obra!

Ingredientes:

  • Pan de molde alargado y sin bordes  (del rectangular que venden para pasteles y canapés).
  • Salmón ahumado
  • Mostaza de eneldo
  • 2 patatas
  • Salsa de rábano picante
  • 2 latas de Bonito del Norte Serrats
  • 1 lata de anchoas del Cantábrico en aceite de oliva Serrats
  • 4 gambones
  • Mahonesa
  • 1 lata de pimiento del piquillo
  • Unos tomates cherry
  • 2 pepinillos en vinagre
  • Unas cebolletas en vinagre

Elaboración:

  1. Antes de empezar a montar el pastel, prepararemos un puré de patata mezclando las dos patatas cocidas, peladas y ya frías con la salsa de rábano picante.
  2. Colocamos una primera rebanada alargada de pan de molde en una bandeja. La untamos con mostaza de eneldo y colocamos unas tiras de salmón ahumado por encima, hasta cubrirla.
  3. Untamos la segunda rebanada con la misma mostaza por el lado que va a tocar al salmón y la colocamos encima. Cubrimos la parte superior con el puré de patata que hemos preparado al principio.
  4. Tapamos con otra rebanada de pan de molde y cubrimos esta con el bonito desmigado, las cebolletas picadas y unas tiras de pimientos del piquillo.
  5. Colocamos otra rebanada de pan de molde encima. Y la cubrimos con las anchoas escurridas (Agustín nos cuenta que suele guardar el aceite de oliva de las anchoas para una ensalada u otro plato, porque le encanta)  y unas tiras de pepinillos en vinagre.
  6. Cubrimos con una última rebanada de pan de molde y untamos todo el pastel con mahonesa. Decoramos con los tomates cherry, los gambones cocidos fileteados y adornos de pepinillo.
  7. Servimos frío.

Agustín nos recomienda servirlo en trozos pequeños, ya que es contundente.

Pastel nórdico. Ración

¡Delicioso; gracias Agustín!

¡Comparte este post!