Estupendas mini pizzas

Nuestro último ganador del concurso, Miguel Antonio, se vuelve a animar con una receta genial de esas que vuelven locos a los enanos, a los padres de los enanos, y a los abuelos de los enanos  Y que queréis que os diga… si encima viene con el nombre de uno en graffitti de ketchup, ¡pues ya nos gusta todavía más! Dejad al repartidor de pizza en el local ¡y animaos con estas minipizzas!

Ingredientes:

  • 1 frasco de 250 grs. de lomos de Atún claro Serrats
  • 300 grs. harina
  • 200 ml. agua
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva (15 ml)
  • 1 sobre de levadura o 15 grs. levadura fresca
  • 6 lonchas de Queso mozzarella
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 bote Tomate frito
  • Queso Rallado
  • Orégano
  • Sal

Preparación:

  • En un bol, se pone la harina, si echamos la levadura química, se mezcla con la harina y si se echa la levadura fresca se disuelve con el agua templada, vamos mezclando todos los ingredientes, el aceite y una pizca de sal, cuando ya podamos amasar en la mesa, se saca la masa del bol, y si esta húmeda le añadimos harina y si la notamos seca se echa un poco más de agua
  • Se deja la masa reposar una hora, en el bol tapado con un trapo
  • Se coge la masa y se amasa antes un poco y con un rodillo vamos extendiendo y estirando, y con los moldes de pizzas, vamos cortando en cuadrado y redondo, hasta que se acabe la masa.
  • Se precalienta el horno a 180 ºC
  • Una vez que hemos cortado todas las mini pizzas, se colocan en una bandeja de horno con papel sulfurizado y sobre la masa de las mini pizzas, se echa primero el tomate extendiéndolo uniformemente, el pimiento rojo en trozos muy pequeños, que previamente hemos cortado, los trocitos de lonchas de queso mozzarella
  • Se saca el Atún claro Serrats y con un tenedor se aplasta un poco, con un poco del aceite que viene en el frasco, y se va echando sobre las mini pizzas, se echa orégano en polvo y por último el queso rallado
  • Se meten en el horno, posición arriba y abajo, aproximadamente durante 15 o 20 minutos a 200º

    ¡Solo faltan una buena peli y unas patatas fritas!

 

¡Comparte este post!