¿Hasta dónde es capaz de llegar un actor por meterse en el papel? Pues algunos muy lejos. Todos hemos visto a actores y actrices que ganan y pierden peso por exigencias de guión, pero ¿imagináis sobrevivir comiendo solo una lata de atún al día? Pues eso es lo que hizo Jeffrey Dean Morgan para adaptarse a su papel en Texas Rising. ¡18 kilos perdió el tío!

Como diría Obélix, “¡Están locos estos romanos actores!”

Amigo Jeffrey, el pescado azul tiene innumerables propiedades pero, hombre, tampoco hay que pasarse, que hay que comer de tooooodoooooooo (modo madre/abuela on) ;) Así que, siga usted consumiendo todo el pescado azul que quiera, pero no olvide otros alimentos; para no aburrirse, en nuestro blog encontrará unas cuantas ideas de recetas con atún.

¡Qué aproveche!

¡Comparte este post!