Por lo visto, nuestra amiga Ainara se ha propuesto que no quede un solo huevo en el plato de los niños, y os aseguro que lo va a conseguir. ¿Que enano puede resistirse a mirar esos ojazos de aceituna, esas cejas de zanahoria, y ese delicioso relleno de atún y no llevárselo a la boca inmediatamente? En el blog de Ainara “Disfrutando cocinando” encontraréis muchas ideas para sorprender a los mas pequeños de la casa, incluyendo una tarta-dragón  ¡que es una verdadera obra maestra! Preparad estos huebuhitos para hoy mismo y tendréis risas y niños bien alimentados al instante.

Ingredientes:

Preparación:

  • Colocar los huevos en una olla de agua fría. Dejar hervir a fuego medio-alto, revolviendo suave y constantemente (esto mantiene la yema en el centro). Hervir durante 2 minutos
  • Colocar la tapa bien apretada y apagar el fuego. Dejar reposar durante 25 minutos
  • Cuidadosamente poner los huevos en un recipiente de agua helada. Dejar reposar durante 5-10 minutos. Quitar la cáscara de los huevos con cuidado, y enjuagar con agua fría
  • Cortar una fina capa en el fondo de cada huevo para que se mantengan de pie. Con un cuchillo de cocina, cortar el tercio superior del huevo y retirar con cuidado. Sacar las yemas
  • Puede que tengas que utilizar tu cuchillo de cocina para romper el interior de las yemas y sacarlas sin romper la clara. Colocar las yemas en un bol
  • añadir los dos botes de bonito de conservas Serrats, mezclarlo bien y entonces añadimos la mayonesa suficiente (al gusto) para combinar
  • Rellenar con esta masa los huevos hasta que sobresalga sobre la clara y entonces colocamos las partes superiores que habíamos cortado, presionando con cuidado
  •  Colocar dos rodajitas de aceituna para los “ojos”, comprimirlos en el relleno suavemente, y la parte final de la aceituna se puede usar como sombrero
  •  Apretar 2 triángulos de zanahoria en el relleno para hacer las cejas, si no se sujeta bien ponerle un poco de la masa en la zanahoria
  • Para los pies corta una fina rodaja de zanahoria y haz los deditos cortando en forma de cuña
    ¿Quien se resiste a esos ojillos?

    ¡Gracias Ainara,  listos para volar hasta vuestro plato!

¡Comparte este post!