Los que hayáis tenido la oportunidad de viajar a la Toscana, sabréis que allí tratan a la pasta como se merece. La acompañan de verdura de primera, la aliñan con excelente aceite de oliva, y con todo tipo de especias que potencian su sabor. Tal vez Mª Carmen haya degustado este plato por los alrededores de Florencia, pero echando un vistazo a “La libreta de recetas” me inclino a pensar que lo que tiene es una impresionante capacidad de manejarse en la cocina y de crear platos tan deliciosos como este. Buena propuesta, ¿verdad? Pues agua a hervir, Lambrusco a enfriar, ¡y a disfrutar con la “famiglia”!

Ingredientes:

  • 320 grs. de tallarines
  • 3 tomates de pera
  • 200 grs. de queso blanco
  • 8 filetes de anchoas de Conservas Serrats
  • Aceite con olivas de Aragón (olivas de Aragón y aceite de oliva)
  • Una ramita de albahaca para adornar

Preparación:

  • Hervir los espaguetis en abundante agua con sal el tiempo que indica el paquete
  • Pelar los tomates, retirarles las semillas y el tronco duro y cortarlos a cuadraditos pequeños. Reservar
  • Cortar también el queso blanco a cuadraditos
  • Cortar a cuadraditos las anchoas y reservar
  • Montar el plato poniendo los espaguetis, encima el tomate, el queso y la anchoa y aliñar con el aceite de olivas de Aragón. (Se hace triturando en la batidora 15 aceitunas negras a las que previamente hemos quitado el hueso con un decilitro de aceite de oliva)
  • Adornar con una ramita de albahaca


¡Comparte este post!