Si hay algo que a todos nos gusta en la cocina es el elemento sorpresa. Mikel lo sabe, y ha ideado una receta que  va desvelando su esencia capa a capa. El propio tenedor irá descubriendo la diferencia de texturas a medida que vaya entrando hasta la base de esta ensalada. Cada piso guarda lo mejor de la huerta en su punto de cocción ideal, y así encontramos texturas crujientes, melosas, tiernas… La sensación en boca debe ser impresionante, porque también juega con el contraste ácido-dulce-salado. Vamos, toda una receta multinivel en la que Conservas Serrats encuentra un marco ideal para lucir. ¡Una idea perfecta para el domingo!

Ingredientes:

  • Patata cocida
  • Atún Claro de Conservas Serrats
  • Cebollino
  • Tomates
  • Judías verdes
  • Coliflor
  • Melocotones
  • Vinagre
  • Sopa de tomate de brick
  • Sal
  • Limon
  • Lima

Preparación:

  • Con las patatas cocidas realizamos la base de la ensalada, las trituramos con un tenedor y les echamos un poco de vinagre y sal
  • Encima de la base colocamos el tomate cortado en dados, cebollino con un toque de lima y limón, y encima la capa del atún Serrats
  • La siguiente capa es de judías verdes cortadas en juliana finitas y sofritas, que queden crujientes, coronando la ensalada con la coliflor escaldada
  •  Para el acompañamiento del plato sofreímos unos melocotones en la sartén con azúcar que incorporamos al plato
  • Por ultimo bañamos el conjunto con una sopa de tomate.
    Una ensalada de categoría

    ¡Que bien alimentado tienes que estar, Mikel!

 

¡Comparte este post!