photo by Ben Frederickson

Los que hayáis tenido la suerte de conocer Nueva York sabréis que el pulso de la ciudad es frenético. Las calles hierven de gente a cualquier hora del día; la gente corretea de un lado a otro, millones de yellow cabs tiñen de amarillo las carreteras y encontramos todo tipo de personajes peculiares tras cada esquina.

Los neoyorquinos se adaptan a este ritmo en todas las facetas de su vida, también en lo que concierne a las comidas. Gran  parte de ellos, preocupados por la epidemia de sobrepeso que prolifera en EEUU, buscan la cocina sana, nutritiva y ligera como alternativa a la comida basura; pero también son aficionados a las recetas de resolución rápida, como la que os proponemos hoy: una ensalada muy fast y muy americana. Los neoyorquinos no pierden el tiempo.

Ingredientes:

  • 1/3 de taza de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1/3 taza de aceite de oliva virgen
  • 2 latas de bonito del norte  al natural Serrats
  • 1 lechuga romana
  • un puñado de espinacas baby
  • 2 o 3 remolachas cocidas (ya podéis encontrarlas cocidas en muchos supermercados)
  • 1 bote de garbanzos escurridos y enjuagados

Preparación:

  • Poner en un bote una cucharada de mostaza de Dijon, junto al vinagre balsámico, el aceite de oliva, un pelín de pimienta y un pellizco de sal
  • Cerrar el bote y agitar con alegría hasta que emulsione la vinagreta
  • Verter 3/4 de la vinagreta en el fondo de un bol, y añadir el atún escurrido
  • Mezclar para impregnar el atún de la vinagreta
  • Enjuagar los garbanzos, escurrir bien la remolacha y seleccionar hojas de lechuga para cortarlas
  • Repartir en el fondo de la ensaladera la lechuga con las hojas de la espinaca baby
  • Trocear la remolacha y ponerla sobre la lechuga
  • Añadir los garbanzos escurridos, y el atún aliñado
  • Terminar de alñar el conjunto regando con el resto de la vinagreta

Si os apetece ver lo bonita que luce esta ensalada, os dejo un video de la elaboración. Como a nosotros nos pilla más el espíritu mediterráneo que el norteamericano, además llega el fin de semana y no tenemos tanta prisa, podemos cocer los garbanzos con nuestro toque especial y enriquecer de ese modo la ensalada.

 

¡See you, guys!

photo by Ben Frederickson

¡Comparte este post!