Empanadillas de pan de molde con atún

Ya estamos casi a las puertas del fín de semana, y parece que el mercurio se queda un ratito mas por debajo del cero, así que en Conservas Serrats volvemos a proponeros una receta de las que se disfrutan calentitas, esta vez tradicional, pero con un “puntito” novedoso que os va a gustar. Su creadora es Maria Jesús, que aparte de cocinar divinamente, comparte con nosotros sus secretos en el blog “Para estar por casa“, y la propuesta que nos envía son unas empanadillas, que también podrían ser unos sandwiches, pero que recuerdan mucho a la pizza calzzone….¡Mejor que lo descubrais por vosotros mismos! Plan para el fín de semana: Preparad una gran bandeja de estas empanadillas, coged a toda la familia, vuestra manta favorita, desplegaos por el sofá,  una buena sesión de cine y el radiador cerquita… ¿Se os ocurre un plan mejor?

Ingredientes para 8 empanadillas:

  • 16 rebanadas de pan de molde
  • 2 latas de bonito del norte Conservas Serrats
  • 100 gr. de queso rallado
  •  20 aceitunas (María Jesús  las ha puesto verdes rellenas, pero nos dice que valen de cualquier tipo siempre que sean deshuesadas)
  • 1 huevo
  • Ajo en polvo
  •  Orégano
  • Sal

Preparación:

  •  Quitar los bordes del pan de molde. Si lo comprais sin bordes, os ahorrareis este paso
  •  Con la ayuda de un rodillo de amasar vamos a estirar las rebanadas de pan
  •  En el vaso de la picadora vamos a poner las dos latas de bonito, las aceitunas, el queso rallado, ajo picado, orégano y sal (estos tres últimos ingredientes al gusto)
  • Lo picamos todo bien y tendremos el relleno listo
  • Pondremos un poco de relleno encima de una rebanada de pan y con otra rebanada tapamos. Con la ayuda de un tenedor iremos juntando los bordes, a la vez que se hace el típico dibujo de las empanadillas. Podemos dar a las empanadillas la forma que queramos.
  •  Batiremos el huevo y con la ayuda de una brocha de silicona pintaremos por encima las empanadillas
  • Hecho esto, solo nos queda meterlas en el horno que yo suelo poner a unos 150 grados.
  • Cuando estén doraditas por encima, estarán listas para comer … María Jesús nos dice que es mejor esperar un poco ¡por que salen ardiendo
    Calentitas y listas para comer

    ¡Calentitas, deliciosas, crujientes…..Muchas gracias María Jesús!

     

 

¡Comparte este post!