En nuestro viernes internacional os traemos una receta de inspiración japonesa perfecta para los enanos. Imaginad el despendole cuando saquéis a la mesa estos fantásticos sandwiches coloridos y prácticamente de bocado. Y a lo tonto, hemos conseguido que coman una buena cantidad de huevo, verduras y pescado sin rechistar. ¿Buen negocio, no? Pues nada, mañana sábado ¡no quiero ver ni un solo crío sin su mini-japo-sandwich rezumando ketchup en sus manitas!

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 1 cucharada de leche
  • 2 cucharillas de miga de pan rallado
  • Atún claro de Conservas Serrats
  • 2 Cucharadas de guisantes
  • 2 cucharadas de cebolla muy picada
  • 1 cucharada de queso rallado
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • ketchup

Preparación:

  • Mezclar el huevo y la leche  en un bol, e incorporar la miga de pan. Mezclar bien.
  • Añadir el atún, la cebolla, el queso y los guisantes. Salpimentar y mezclar.
  • Freír en una sartén (si es cuadrada mucho mejor (Luego veréis porqué ;D)
  • Dejar enfriar para manipular
  • Cortar en cuadrados de unos 5 cms
  • Poner Ketchup, mayonesa, o vuestra salsa favorita por encima
  • Completar el sandwich con otro cuadradito de tortilla

Todos los ingredientes fáciles y de fondo de despensa, y la preparación no más de 10 minutos.  Como de costumbre, os dejo un video en el que una chica muy maja con unos pendientes muy extraños nos los prepara sin perder la sonrisa de la boca.

Animaros a preparar estos minisandwiches y a ¡enviarnos vuestras recetas! Recordad que ahora a falta de un concurso, tenemos otro de inspiración navideña, así que tenéis muchísimas posibilidades de llevar a casa una caja de nuestros productos. ¿Os gusta? A la amiga japonesa parece que si 

¡Buen finde amigos!

¡Comparte este post!