Crujientes de berenjena
Crujientes de anchoas

María nos manda desde Jerez de la Frontera esta receta con Anchoas del Cantábrico. Se trata de un buen aperitivo, diferente, apetecible, rico y, además, como nos cuenta María “con productos de buena calidad que hará que quedes como una reina en la mesa cuando todos lo prueben”.

Es un bocado diferente y realmente rico. El sabor de la berenjena que es suave, el crujir de la tempura, el salado de la anchoa y el dulce de la miel hacen que sea un aperitivo delicioso con un sabor único.

Ingredientes:

Preparación:

  • Lo primero que haremos es cortar la berenjena en rodajas muy pero que muy finas las ponemos en agua para que pierdan su amargor.
Las rodajas de berenjena
Las rodajas de berenjena
  • Hacemos la tempura.
  • Escurrimos y secamos bien las berenjenas. Luego las salamos y las pasamos por la tempura.
  • Las freímos en aceite muy caliente y cuando estén listas, las escurrimos bien para quitarles el aceite.
Las rodajas de berenjena ya fritas
Las rodajas de berenjena ya fritas
  • Ponemos las rodajas fritas sobre una bandeja donde las serviremos para terminar de montar el plato y ponemos una anchoa escurrida de aceite sobre cada rodaja.
  • Ahora solo nos queda napar con un poco de miel de caña (es mucho más oscura que la miel normal y más líquida).
  • Atentos, porque tenemos que presentar el plato rápidamente, ya que es un bocado que no hay que dejar enfriar; de lo contrario, la tempura se pondrá lacia y pierde todo su encanto.
Crujientes de berenjena
Crujientes de anchoa

¡Gracias, María!

¡Comparte este post!