¿Hay algo mas rico que las croquetas de una madre?Pues sí, las croquetas de una abuela… Seguro que más de uno nos hemos  llevado un cucharonazo de la abuela en la mano por comer directamente la masa mientras ella moldeaba las croquetas ;D  Montserrat nos envía estos deliciosos, crujientes y dorados bocaditos con la particularidad de que cambia la tradicional bechamel por el puré de patata, con lo cual, el tiempo de preparación es muchísimo menor. ¿Qué os voy a descubrir de la croqueta que no sepáis ya?  ¡Os reto a sacar una bandeja de estas delicias delante de los niños y cronometrar el tiempo que tardáis en ir a la cocina a por otra tanda! Desaparecen de la vista como por arte de magia, y la verdad es que no nos extraña nada. Os gustan, ¿verdad?, pues… ¡A las cacerolas!

Ingredientes:

  • 1 Paquete de puré de patatas, o patatas para hacer el puré natural
  • 2 Frascos de Atún Claro en aceite de oliva Serrats
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite para freir

Preparación:

  • Hacemos un puré de patatas, que puede ser de sobre o natural. Es importante que quede consistente para poder darle forma de croqueta
  • Escurrimos dos frascos de atún claro en aceite de oliva de conservas Serrats y lo añadimos al puré
  • Lo mezclamos todo bien hasta crear una masa consistente
  • Formamos bolas del tamaño que deseemos, las pasamos por huevo y pan rallado y las freímos
  • Dejamos escurrir el aceite en papel absorbenteantes de servir
Crujientes y deliciosas

¡Muchas gracias a Montserrat, y a la abuela Dora!

¡Comparte este post!