Luis, chef colaborador de Cocina Ligera, junto con su hija Andrea nos han enviado el siguiente vídeo enseñándonos cómo preparar una receta apta para celíacos. Para preparar las crepes Luís ha querido utilizar el cogote de bonito de Conservas Serrats ya que no contiene gluten. Aunque es un plato dirigido a personas celíacas, lo puede disfrutar todo el mundo. En el vídeo, podemos ver cómo Andrea nos explica muy bien en qué consiste la enfermada celíaca y qué productos contienen gluten. Os queremos recordar que todos los productos de Conservas Serrats son aptos para celíacos excepto la ensalada con sabor a cangrejo.

Ingredientes

  • 1 lata de cogote de bonito del norte en aceite de oliva de Conservas Serrats
  • 3 huevos pequeños
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharadita colmada de chocolate en polvo sin gluten
  • 400 gr de espinacas
  • 110 gr de harina de maíz sin gluten
  • 50 gr de mantequilla
  • 750 ml de leche
  • 50 ml de nata líquida
  • Hierbas de azafrán
  • Sal
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra

Preparación

  • Tal y como  vemos en el vídeo preparamos la crema de las crepes mezclando en frío 250 ml de leche, 80 gramos de la harina de maíz, 25 gr de mantequilla, los tres huevos y una pizca de sal. Dejamos reposar unos minutos.
  • Calentamos una crepera. Cuando esté en su punto óptimo de calor pincelamos con un poco de aceite de oliva usando una brocha de silicona.
  • Comenzamos a preparar las crepes y nivelamos con un cilindro de madera. Le damos la vuelta para que se haga bien por los dos lados. Dejamos que se enfríe.
  • Mientras dejamos que las crepes se enfríen cocemos las espinacas en agua hirviendo con un poco de sal. Refrescamos y escurrimos bien para que tenga la menor cantidad de agua posible.
  • A continuación, preparamos una bechamel. Añadimos el resto de la mantequilla, la harina de maíz, sazonamos con un poco de sal y una cucharadita bien colmada del chocolate sin gluten. Añadimos poco a poco 250 ml de leche y dejamos cocer 15 minutos a fuego lento.
  • Pochamos la cebolla cortada en juliana con un poco de aceite de oliva.
  • En un vaso de túrmix trituramos las espinacas con una tercera parte de la bechamel ya elaborada, la nata líquida y una pizca de sal. Pasamos por un chino fino y mantenemos caliente.
  • Después, mezclamos la cebolla pochada con unas láminas de cogote de bonito del norte de Conservas Serrats y tres cucharadas de la bechamel. Mezclamos con cuidado para que quede el cogote de bonito lo más entero posible.
  • Molemos el azafrán y añadimos un poco de leche para desleírlo bien. Se lo añadimos a la bechamel que nos queda y aclaramos con el resto de la leche. Dejamos cocer durante 10 minutos para que tome el sabor del azafrán. Pasamos por un colador fino y lo introducimos en un biberón de cocina. Reservamos en caliente.
  • Cortamos las crepes por la mitad y las rellenamos con la mezcla del cogote del bonito. Calentamos en el microondas.
  • Por último, montamos el plato. Ponemos la crema de espinacas de base y colocamos encima la crepe rellena. Hacemos una rallas con la bechamel al azafrán y decoramos el borde del plato con un poco de harina de maíz y chocolate en polvo.
Crepes para celíacos con cogote de bonito de Conservas Serrats
¡Riquísima crepe!

¡Muchas gracias, Luis y Andrea!

¡Comparte este post!