Estos deliciosos cogollos tan bien acompañados son obra de Soraya, cuyo blog “Mandil y perejil” conocemos muy bien por otras recetas que nos han llegado tan apetitosas como esta. Estas lechuguillas de hoja apretada y super-crujientes son un bocado fresco y muy agradecido en los dias de calor, y aliñados con miel y vinagre conseguiréis un contrapunto genial para enriquecerlo. Imaginaos  la carnosidad de nuestro bonito del norte rematándolo y ya tenemos un conjunto que va a desaparecer del plato en un suspiro. Para comer con las manos, abrir la boca forzando los límites, ¡y disfrutar de su crujido y su mezcla de sabores!

Ingredientes:

  • 2 latas de bonito del norte en aceite de oliva Serrats
  • 3 cogollos de lechuga
  • 1 cebolla
  • 100 gr de pimientos de piquillo asados
  • 50 gr de nueces
  • 60 ml de vinagre de manzana
  • 30 ml de miel
  • 80 ml de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

  • Lavamos los cogollos y escurrimos bien
  • Cortamos los cogollos en dos partes de manera transversal y salpimentamos
  • En una sartén calentamos el aceite y pochamos la cebolla cortada en juliana
  • Cuando esté dorada retiramos y reservamos, añadimos, en la misma sartén, la miel y el vinagre y mezclamos
  • Colocamos los cogollos en un plato y ponemos encima los pimientos en tiras, la cebolla y el atún
  • Añadimos las nueces y regamos con la vinagreta
    Fresquitos y originales

    ¡Gracias Soraya, el aspecto es imponente!

 

¡Comparte este post!