Si hay un matrimonio que siempre ha gozado de muy buena salud, es el del cogollo  y la anchoa. No sabemos que tendrá esa lechuguilla prieta y regordeta para combinar tan bien con nuestras conservas, pero Maria nos ha enviado una receta con esta combinación, y la verdad es que el aspecto es impresionante. Claro que no sé de que me sorprendo echando un vistazo a su blog  “Cucharita de palo“, que está hasta la bandera de recetas para chuparse los dedos. Coged  el cogollo, enfilad hacia la boca, y ¡atacadle a mordisco limpio!

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 cogollos de lechuga
  • 8 anchoas de conservas Serrats
  • 2 pimientos del piquillo
  • 8 cucharadas de mahonesa
  • Aceite de oliva, vinagre de vino blanco y sal

Preparación:

  • Se parten los cogollos en cuatro trozos y les ponemos una cucharadita de mahonesa encima.
  • Cortamos cada pimiento en cuatro trozos y colocamos un trozo encima de la mahonesa
  • A continuación colocar la anchoa
  • Poner en un tarro el aceite con la sal y el vinagre y agitar hasta que se haya mezclado
  • Rociar sobre los cogollos y el plato

¡Muchísimas gracias, María!

¡Comparte este post!