Canastillos Serrats

Nuestra amiga María, autora del blog “Cosicas dulces…y alguna salada” nos envía la estupenda receta de hoy. Comprobareis que es un plato diferente por su presentación,  su diversidad de texturas, y combinación de sabores. El resultado no puede ser mas original, y queda garantizada la cara de sorpresa de los comensales al sacar estos canastillos a la mesa. Asi que lápiz, papel…¡Y manos a la obra!

Ingredientes para 6 canastillos

  • 3 láminas de pasta brick.
  • Una lata de bonito del Norte en aceite de oliva Serrats
  • Tres anchoas del cantábrico en conserva Serrats.
  • 6 huevos de codorniz.
  • 6 cucharadas de mermelada de cebolla.
  • 6 rodajas de queso de cabra en rulo.
  • Pimentón.
  • Mantequilla para pincelar

Preparación

  • Comenzamos cortando las láminas de pasta brick en cuatro trozos cada una. En un molde de magdalenas o en una flanera colocamos un trozo de la pasta y pincelamos bien con mantequilla derretida.
  • Sobre esta primera hoja de pasta colocamos otra, de forma que construyamos una tulipa (tal y como se ve en la imagen). Colocamos sobre ella unos garbanzos crudos (que luego retiraremos) y horneamos a 150 grados apenas cinco minutos. Retiramos del horno en cuanto comiencen a tomar color. Quitamos los garbanzos que habiamos puesto y dejamos que enfríen las tulipas.
Construyendo la tulipa
  • En el fondo del cestillo de pasta brick ya horneado ponemos una cucharadita de mermelada de cebolla.
  • Encima de la mermelada de cebolla añadimos un buen trozo de bonito en aceite de oliva Serrats.
Añadimos mermelada de cebolla, y bonito del norte Serrats
  • Mientras tanto, en una plancha o sartén (que no se pegue) doramos las rodajas de queso de cabra.
  • Cuando las tengamos bien doraditas (solo por una cara) las colocamos sobre el bonito que habiamos colocado en el cestillo.
  • Por últimos colocamos un huevo de codorniz que habremos cocinado a la plancha.
  • Finalmente coronamos con un poquito de pimentón y medio filete de anchoa Serrats.
Añadimos el queso, el huevo, pimentón y anchoa

Fijaos en el corte del canastillo ya finalizado. Podemos apreciar cada deliciosa capa bien diferenciada…

Menuda pinta tiene...

¡Muchísimas gracias, María!

¡Comparte este post!