Mari Carmen se apunta al concurso de canapés navideños con esta sencilla y deliciosa propuesta. Con un exterior crujiente, y un interior que oculta deliciosas sorpresas, este canapé de bocado es perfecto para cualquier cena o aperitivo pre-comilona. Si echáis un vistazo a “La libreta de recetas” encontraréis muchas ideas más para sorprender a la famila. De momento que abran boca con estos saquitos. Eso sí, si sois los cocineros reservad tres o cuatro para vosotros, porque cuando volváis de la cocina habrán volado todos ;D

Ingredientes:

  • Una lata de berberechos Serrats
  • 2 manojos de espinacas
  • dos dientes de ajos picaditos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una cucharada de harina
  • Un paquete de obleas para empanadillas
  • Un puñado de piñones

Preparación:

  • Lavar muy bien las espinacas bajo el chorro del agua y ponerlas enteras en la olla expres. Solo con el agua que llevan de lavarlas es suficiente. Cerrar y cocer durante cinco minutos
  • Escurrir y cortar a cuchillo pequeñitas
  • Poner los ajos cortados pequeñitos con el aceite en una sartén antiadherente. Cuando se doran añadir una cucharada de harina y dar unas vueltas a fuego muy flojo pero sin dejar de remover para que se haga bien. Añadir un poco de sal
  • Añadir el líquido de la lata y 100 cc de leche, remover hasta que se integre y añadir las espinacas y un puñado de piñones
  • Poner un poco del relleno de espinacas en el centro de cada oblea y poner uno o dos berberechos de Conservas Serrats
  •  Subir los extremos de la oblea formando los saquitos.
    Pintar con yema de huevo y hornear unos diez minutos a 180º hasta que estén doraditos

¡Una idea estupenda Mª Carmen!

¡Comparte este post!