Las berenjenas rellenas se están convirtiendo en una receta estrella de nuestro blog. Muchos de vosotros la elegís y eso quiere decir que el resultado en plato es fantástico. En este caso, Charo, que disfruta y nos hace disfrutar con su blog “Uhmm que rico!!” nos envía la receta para prepararla con la Thermomix. Sabéis que este invento nos permite realizar un plato en poco tiempo y de una manera limpia y precisa, y que cada vez prolifera más en nuestras cocinas,  así que desde Conservas Serrats aceptaremos cualquier receta que nos enviéis para realizar con este nuevo electrodoméstico. Si no tenéis Thermomix, podéis preparar la receta al estilo tradicional ¡y el resultado será igual de rico! En cualquier caso no dejéis de preparar esta delicia para toda la familia.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • ½ cucharadita de sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 150g de cebolla cortada en cuartos
  • 200g de tomate maduro troceado
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 3 lata de bonito del norte en aceite de oliva bien escurrido
  • Queso rallado para gratinar

Preparación:

  • Cortamos las berenjenas por la mitad longitudinalmente, hacemos un hueco con cuidado de no agujerear la piel y reservamos la pulpa
  • Colocamos las berenjenas espolvoreadas con sal en el recipiente Varoma con la piel hacia arriba. Tapamos.

 

  • Ponemos en el vaso el aceite y el ajo, troceamos 3 segundos, velocidad 6. Sofreímos 2 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1
  • Incorporamos la cebolla y troceamos 6 segundos, velocidad 4
  • Situamos el recipiente Varoma en su posición y programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1
  • Retiramos el recipiente Varoma y añadimos la pulpa de la berenjena reservada y el tomate, troceamos 3 segundos, velocidad 4
  • Agregamos la sal y el azúcar. Situamos de nuevo el recipiente Varoma en su posición y programamos 12 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1
  • Retiramos el recipiente Varoma, añadimos el atún, y mezclamos 2 segundos, velocidad 3
  • Untamos una fuente con un poco de aceite y colocamos las berenjenas con la piel hacia abajo

 

  • Repartimos el relleno del vaso entre las berenjenas y las cubrimos con queso para gratinar
  • Las metemos al horno y gratinamos unos minutos hasta que adquiera un tono dorado el queso

¡Con tus instrucciones es imposible que nos salga mal, Charo!

 

¡Comparte este post!