¡La imaginación al poder! decían en el Mayo Francés, y nosotros no podemos estar más de acuerdo. Por eso cuando María nos propone un barco de patata impulsado por una vela  de anchoas, y surcando un mar de salsa de tinta de calamar  nos parece una idea tan fantástica que no podemos menos que compartirla con todos vosotros. El plato tiene todos los ingredientes para triunfar: una composición divertida, ingredientes sabrosos y de calidad y las Conservas Serrats como viento impulsor. ¡¡Marmitones, todos a las cazuelas!!

 

Ingredientes:

  • 1 lata de atún claro Serrats
  • 2 cucharadas soperas de mahonesa
  • 1 cucharada de salsa de tomate
  • 3 lonchitas de aguacate
  • 1/2 cebolla
  • 1 patata
  • 2 sobres de tinta de calamar
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vino blanco seco
  • 3 anchoas del Cantábrico Serrats
  • Panecillos

Preparación:

  • Ponemos a cocer la patata con piel en agua hirviendo durante 25 minutos
  • Mientras tanto mezclamos el atun escurrido de su aceite, con la mahonesa y la salsa de tomate
  • En una sartén echamos un poco de aceite y ponemos a calentar. Pelamos y picamos media cebolla y añadimos al aceite, cuando está blandita agregamos el vino blanco, removemos y añadimos la tinta de calamar. Removemos de nuevo y servimos en al plato
  • Cuando pasen los 25 minutos, enfriamos un poco la patata y la cortamos a la mitad. También cortamos una lonchita en la base (para apoyar bien el barquito y que no se vuelque.)
  • Vaciamos su contenido con una cucharita y con cuidado para que no se rompa y la rellenamos de la mezcla del atún
  • Ahora le ponemos 3 rectángulos de aguacate (como si fueran los banquitos del barco.)
  • Por último pinchamos en un palillo o brocheta 3 anchoas, como si fueran una vela y lo ponemos en nuestro barco. Ya está terminado, a todos les encantará

 

¡Zarpando rumbo a vuestras cocinas!

 Delicioso y divertido… ¡Muchas gracias María!

¡Comparte este post!